domingo, 26 de septiembre de 2010

Caminar y notar el suelo crujir bajo tus pies, preguntarte el porqué y no obtener respuesta, simplemente no te apetece pararte en ese momento, sigues andando pero los crujidos son cada vez mas y mas grandes, el suelo se va descascarillando pero te niegas a desplazarte dos losetas hacia la derecha. La gente te mira y grita que te apartes, que te quites, que corras… subes la música de tu mente, cierras los ojos y sigues como si nada, como si todo lo que te rodea no influyese ni un poco en tu conducta, te niegas a admitir que necesitas del pie izquierdo una vez que has apoyado el derecho, que no eres una sino dos, y que las heroínas son de comic y no de vuelta y media. Se traza un círculo a tu alrededor, uno de esos que apenas te dejan dos segundos para decidir si quedarte en él o saltar para olvidar.
Esta vez voy a probar a quedarme muy quieta, a cerrar los puños y a dejarme caer. Quiero saber cómo se sienten los que ven la nada, empiezan de cero y comen por gusto, no por obligación. Te sorprenderá saber que no siempre esperas la verdad y que no por ello la mentira es mala.

3 comentarios:

  1. No, la mentira no es mala. A veces es incluso mejor que la verdad. Por eso la utilizamos tanto.
    Besos con color a nada:)

    ResponderEliminar

Popular Posts

Datos personales

Mi foto
Madrid, Granada, Spain
Periodista aficionada a la fotografía

Seguidores